De eso se trata...

Sigo creyendo en un mundo mejor, con mejores personas, con más tolerancia, con dejar de mirarnos el ombligo, con menos personas que señalan con el dedo y más de las que abrazan ideas, sigo creyendo en que la gente es naturalmente buena, pero que nos condicionamos por un entorno...o de vuelta....por mirarnos el ombligo.
Y en definitiva, solo se trata de que cada uno de nosotros represente algo bueno en otra persona. Sigo creyendo en un mundo con más abrazos y menos "no", sigo creyendo en la gente que se levanta todos los días y se propone algo distinto, sigo creyendo que la vida pasa mucho más por lo emocional que por lo racional...
Hoy, un comercial que les pido lo vean hasta el final...
Disfrutenlo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario