Barcelona

Tuve la suerte el año pasado de conocer Barcelona. Como ya dije en algún otro post, es una ciudad que definitivamente me volvió loco (no es coincidencia que arranquemos el año hablando de esta ciudad tan tremenda). Me hubiese quedado a vivir un tiempo, tiene todo lindo…sus calles, su gente, sus construcciones, su música, su arte…
Bueno parece que hubo un tal “Lucas” que sí se quedó a vivir, y que llegó el momento también de hacer las valijas e irse. Y como le gustó tanto, pero tanto vivir en Barcelona, dejó un regalo muy especial, con una forma bastante original de entregarlo. Alguien me dijo una vez (refiriéndose a lo increíble de las construcciones Catalanas) que Barcelona es una ciudad que hay que caminarla mirando hacia arriba…algo tiene que ver con esto…
Disfrutenlo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario