Surprise!

El post de hoy es sobre la capacidad de sorprendernos. Cuando eramos chicos, y quizás porque la mayor parte de las cosas aun no las conocíamos, nuestra capacidad porque eso suceda, aparecía mucho más seguido de lo que nos pasa ahora de adultos. Es eso? o es que de "adultos" o "maduros" estamos menos permeables a sorprendernos, o en realidad, a dejarnos sorprender por las cosas?
La diferencia en la expresividad en que un niño demuestra sus emociones, a lo que lo hacemos los grandes, es asombrosa. Por qué entonces, no empezar a recuperar ese "poder", esa "habilidad" por abrirnos y dejarnos sorprender más? Seamos más emocionales, seamos más permeables a sentir, juguemos más...no tiene nada de malo al fin y al cabo, ser un poco más inmaduros....no?
Compartimos un video (gracias @rociogsc por mostrármelo) de lo que le pasa a una nena cuando sus padres le cumplen - el que era hasta ese momento - su mayor sueño!
Disfrutenlo!



Hoy me desperté viendo un video que decía algo así como que deberíamos hacer por semana al menos una cosa que nos da miedo...voy a tratar de ponerlo en práctica! pensalo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario