Onda Expansiva de Felicidad

La felicidad son sólo momentos. La tarea es prestar atención para saber cuáles son los verdaderos y poder agarrarlos para que duren.

Cuando Nico empezó este blog tenía un objetivo: hacer felices a las personas que pasaran por acá. O como le gusta decir a él: “hacerlos un poquito más felices todos los días”. Esa era y fue siempre la idea rectora de Felizitate.

Tiempo después, cuando me invitó a participar y sumarme al blog, la idea me encantaba pero, a decir verdad, me parecía un poco pretenciosa. “Ya bastante cuesta con la vida que cada uno intenta armar como para hacer feliz al resto, ¿no?”, pensé. Pero conforme me sumé al proyecto, pasó el tiempo, empezamos a remar juntos y muchas cosas pasaron. Y me sorprendieron.

Nos hicimos amigos. Discutimos como locos (lo seguimos haciendo). Compartimos cumpleaños, salidas, amigos, eventos. Nos levantamos en momentos bajón y compartimos los momentos más lindos. Cantamos y bailamos. Salimos a la calle y miramos. Nos cruzamos con Uds. -muchos de Uds.- que apenas nos conocían y con otros que nos empezaron a conocer ese día. Hicimos un video y anduvimos dando vueltas por internet. Y así, de la nada, de una comunidad de 200 personas pasamos a ser diez mil. Sí, más de diez mil personas con ganas de compartir links, fotos, frases, experencias. Nos escriben, nos leen, nos acompañan e intentan también ser felices todos los días.

Entonces, siguiendo la tradición, hoy decidimos sumarnos y festejar el "Día de la Felicidad" compartiéndoles esta movida divertida de 24 horas de felicidad. Sólo tenés que entrar al siguiente link http://24hoursofhappiness.com/Entrá, mirá y FELIZITATE, o sea, hacete feliz :)


No sabemos con certeza si realmente les robamos una sonrisa diaria o si en verdad cumplimos nuestro cometido de hacerlos un poquito más felices todos los días. Lo que sí sabemos es que nosotros, Nico Sol, nos convertimos en hermanos postizos en tanto fuimos caminando, pensando, recreando, sintiendo y viviendo el proceso de búsqueda de feliZidad para ustedes. Y gracias a eso, casi sin darnos cuenta, nos hicimos felices a nosotros mismos.

Hoy escribo convencida que la felicidad del otro es la verdadera causa/consecuencia de la felicidad propia.
No la tuya, sola y aislada. Sino la sonrisa, el placer, la alegría que creas y generas en otro.
Un gracias, permiso, te quiero, te acompaño, fuerza.
Un abrazo, una palmada, un guiño de ojo, un regalo, una mirada puede hacer feliz a otro y, en consecuencia, de seguro te hace más feliz a vos.

Quizás hoy, en el Día de la Felicidad, estaría bueno que todos empecemos a pensar cómo hacer un poquito más felices a las personas que tenemos al lado y que como onda expansiva logremos el cometido.

No sólo nosotros, sino todos.

HACER FELIZ TE HACE FELIZ. 
FELIZITATE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario